La ASEBC y la SCTG, impartieron el curso “Normas Profesionales de Auditoría del Sistema Nacional de Fiscalización (NPASNF)”, a servidores públicos del Estado de Baja California adscritos a los Órganos de Control Estatal y Municipal

El día 05 de junio de 2018, la Auditoría Superior del Estado de Baja California (ASEBC), en coordinación con la Secretaría de la Contraloría y Transparencia Gubernamental (SCTG), impartieron el curso “Normas Profesionales de Auditoría del Sistema Nacional de Fiscalización (NPASNF)”, a los servidores públicos adscritos a las áreas de auditoría del ámbito estatal y municipal, a fin de dar a conocer los alcances de las normas profesionales de auditoría en el contexto del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) y del Sistema Nacional de Fiscalización (SNF). La sede del evento fue el Centro Estatal de las Artes (CEART), de Mexicali, B.C.

En su mensaje de bienvenida, el Auditor Superior de Fiscalización del Estado de Baja California en funciones por disposición de Ley, C.P. Carlos Padilla Villavicencio, agradeció la valiosa aportación del Coordinador General Jurídico de la Entidad de Fiscalización Superior del Estado de Querétaro, Lic. José Gil Reséndiz Pérez, quien fungió como expositor del curso. Además señaló que el SNF, el cual está integrado por los organismos auditores del país, tiene como objeto la coordinación de acciones por parte de todos los órganos que llevan a cabo labores de fiscalización, tanto interna como externa, desde su respectivo ámbito de competencia, con la finalidad de generar las condiciones que permitan un mayor alcance en las revisiones efectuadas, así como evitar duplicidades u omisiones en estos procesos.

Es así que, el SNF pretende formar un frente común, a fin de examinar a fondo la gestión pública, con el propósito de mejorar sustancialmente la rendición de cuentas. Por su parte la naturaleza de las NPASNF, radica en la enunciación de principios, el planteamiento de conceptos y el establecimiento de requisitos mínimos necesarios para garantizar la calidad de nuestras revisiones de cuenta pública. En tal virtud, la integración de las NPASNF reconocidas a nivel internacional, precisamente deben ser una práctica común y obligatoria para todos los actores del Sistema Nacional de Fiscalización.

Por lo que, las NPASNF entendidas como un conjunto de prácticas, lineamientos y directrices que establecen un marco de referencia para los organismos auditores miembros del Sistema Nacional de Fiscalización, y a todo aquel que realice una labor vinculada con las tareas de auditoría y control de los recursos públicos; resultan necesarias para garantizar que el desempeño de los organismos auditores, sea de alta calidad y conforme a las mejores prácticas.

Sin embargo esta responsabilidad es asunto de todos, puntualizó el C.P. Carlos Padilla Villavicencio; por lo que conminó a los servidores públicos a profundizar en esta materia a fin de conocer, analizar e integrar las prácticas propuestas en las Normas Profesionales de Auditoría, como una base de las actividades que los auditores realicen día con día, asimismo a implementar los mecanismos que permitan adoptar este marco de referencia internacional.

Por ello y con el objeto de lograr excelentes resultados, es fundamental coordinar esfuerzos e implementar acciones que fortalezcan nuestras capacidades institucionales; promover la capacitación y la profesionalización del personal auditor; establecer y aplicar líneas y directrices que constituyen mejores prácticas de auditoría; aplicar los principios y códigos de ética e integridad; consolidar una cultura de transparencia y rendición de cuentas; así como impulsar la participación social en la vigilancia y seguimiento de la gestión pública.

En ese sentido, los organismos auditores tienen la responsabilidad de realizar mejoras continuas, tomando como referencia los principios señalados en las Normas Profesionales, siendo éstos la independencia técnica y de opinión respecto al ente auditado, los principios de transparencia y rendición de cuentas, la aplicación de un Código de Ética y la existencia de mecanismos que permitan el aseguramiento de un control de calidad riguroso que, a su vez, garantice la pertinencia de los resultados obtenidos del proceso fiscalizador, entre otros.

Antes de concluir su mensaje, el Titular de la ASEBC precisó que ante el desafío que nos presenta la responsabilidad de cumplir con nuestras funciones sustantivas dentro de un marco de mejora continua, los órganos auditores asumimos el compromiso de adquirir constante capacitación y profesionalización, a efecto de optimizar e innovar en los temas relevantes a la función fiscalizadora y control interno.