La ASEBC, en coordinación con la Secretaría de la Contraloría y Transparencia Gubernamental del Poder Ejecutivo del Gobierno del Estado de Baja California, desarrolló el Panel "Mesa de Diálogos: Gobierno Abierto, Justicia Abierta y Parlamento Abierto”

El día 05 de diciembre de 2017, en la ciudad de Mexicali, Baja California, la Auditoría Superior del Estado de Baja California (ASEBC), en coordinación con la Secretaría de la Contraloría y Transparencia Gubernamental (SCTG) del Poder Ejecutivo del Gobierno del Estado de Baja California, desarrolló el Panel “Mesa de Diálogos: Gobierno Abierto, Justicia Abierta y Parlamento Abierto”, en el marco del Día Internacional contra la Corrupción y la 1ra. Jornada contra la Corrupción en Baja California, en las instalaciones de la Universidad del Valle de México (UVM), Campus Mexicali.

El panel se distinguió con la participación de los conferencistas C.P. Carlos Padilla Villavicencio, Auditor Superior de Fiscalización del Estado de Baja California en funciones por disposición de Ley; Magistrado Salvador Juan Ortiz Morales, Presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura del Estado de Baja California y del C.P.C. Octavio Sandoval López, Comisionado Presidente del Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales del Estado de Baja California.

En su intervención, el C.P. Carlos Padilla Villavicencio señaló, que gobierno abierto se traduce en el acceso y la libertad de información, la protección de datos y la necesidad de una democracia consolidada para poder obtener información útil y accesible sobre las actividades gubernamentales. Gobierno abierto y profundización de la democracia son una nueva forma de aproximarse a los ciudadanos, una forma de utilizar la información de las administraciones públicas o incluso, una plataforma en la que los ciudadanos se convierten en protagonistas de la democracia.

Añadió que el fomento a la participación directa de los ciudadanos en el gobierno y la deliberación en la formación de la opinión política es uno de los elementos esenciales de un modelo de gestión de gobierno abierto. En este contexto de la misma forma se asumen efectos positivos de cara a la transparencia y la rendición de cuentas en los gobiernos y las instituciones públicas, también se asume que presenta consecuencias positivas para el propio funcionamiento interno de la administración pública.

También expresó que en pro de construir un gobierno abierto, y ante el fuerte cuestionamiento a la forma en que se trabajan los asuntos públicos, se pone de relieve el uso de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC´s), que promueve una activa y comprometida participación de la ciudadanía y que finalmente obliga a los gobiernos e instituciones públicas a ser más transparentes, facilitando el acceso a la información, la implementación de nuevos códigos de conducta, en cuyo trasfondo residen las nociones de buen gobierno y valor público; de apertura a la sociedad y de cambio hacia un modelo emergente que esté en concordancia con la sociedad de la que formamos parte.

Es por ello, que transparencia, rendición de cuentas, participación ciudadana y nuevas tecnologías de la información y comunicación son fundamentales del concepto de gobierno abierto. De esta forma, se promueve la transición del modelo de democracia representativa a un modelo de democracia abierta, aprovechando las posibilidades que proporcionan las TIC’s a los ciudadanos; en un gobierno abierto, se entabla una constante comunicación con los ciudadanos con el objeto de escuchar y atender sus demandas para la toma de decisiones, facilitando con ello, la colaboración de los ciudadanos y servidores públicos en el desarrollo de los servicios que prestan las instituciones de forma abierta y transparente.

Agregó, que los cambios que deberán realizar las instituciones públicas para integrarse al modelo de gobierno abierto, se traducen en un cambio cultural; asimismo un cambio en los procesos, los cuales deben actualizarse e incorporar las TIC´s para servir a los ciudadanos; un cambio en la organización, considerando imprescindible reorganizar las administraciones para poder actuar bajo un modelo en red, orientado a nuevos proyectos y a la consecución de resultados a partir de lo que nos otorgan las TIC´s.

Por lo que, las TIC´s permitirán simplificar el acceso a la información, controlar más adecuadamente el desempeño de los gobiernos y participar cotidianamente de las cuestiones que nos conciernen a todos los miembros de la sociedad. De esta manera es posible encontrar en las TIC´s una herramienta fundamental, en el siempre difícil pero imprescindible objetivo de mejorar la calidad de nuestras instituciones democráticas.

Por otro lado, el Titular de la ASEBC destacó que en materia anticorrupción en 2017, fuimos testigos de un interesante debate en torno a nuevas y mejores estrategias para combatir la corrupción, uniendo esfuerzos institucionales que apoyados por la transparencia y la rendición de cuentas, buscan en todo momento fortalecer la confianza de los ciudadanos en las instituciones, en un marco de promoción de la legalidad y las buenas prácticas.

En este sentido, indicó que para la puesta en marcha del Sistema Nacional Anticorrupción en Baja California, el Congreso del Estado reformó y abrogó diversos ordenamientos jurídicos, entre ellos la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Baja California, atendiendo los objetivos y compromisos del SNA, para crear la Ley del Sistema Estatal Anticorrupción de Baja California; aprobó la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas del Estado de Baja California y sus Municipios; Ley de Responsabilidades Administrativas del Estado de Baja California; Ley del Tribunal Estatal de Justicia Administrativa del Estado de Baja California y la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública para el Estado de Baja California.

Finalmente, el C.P. Carlos Padilla Villavicencio, concluyó su exposición señalando que con la aprobación y publicación del marco normativo local en materia anticorrupción, se da un paso sin precedentes en el Estado de Baja California, con un mensaje claro y contundente de coordinación institucional en materia de combate a la corrupción y a favor de la transparencia y rendición de cuentas.